Que sí hacer

-Estar en las redes relevantes para el público meta

Para elegir la plataforma más adecuada lo primero a considerar es el tipo de público al que le habla la marca; por ejemplo, para una marca enfocada en adolescentes, Snapchat o Instagram son ideales, mientras que para un público más masivo y en un rango de edad mayor, Facebook puede ser más recomendable.

-Generar contenido

Cuando las personas acuden a redes sociales lo hacen para entretenerse o buscar alguna información específica. Esto quiere decir que una marca exitosa debe ser entretenida, informativa o incluso ambas, dependiendo de su personalidad. En redes sociales se compite por la atención de las personas no sólo contra otras marcas, sino contra sus amigos y conocidos, por lo que para captarlos no basta con mostrar el producto, sino ir más allá e indicarles cómo se acopla o facilita su estilo de vida y cuáles son los valores de la marca.

-Analizar la data

La mayoría de plataformas brindan información sobre el desempeño de la página, como el número de fans, las reacciones, comentarios, etc. Es importante llevarle el pulso a estos datos para determinar qué contenidos conectan mejor con el público meta para mantenerlos a través del tiempo, o bien, cuáles no funcionan para eliminarlos.

Qué no hacer

Depender de rifas

Aunque según el tipo de producto una rifa puede ser una buena herramienta ocasional para generar interés en la página y prueba de producto, depender de este elemento atrae a los “cazadores de premios” y se presta para que la comunidad se componga de personas poco fieles y no realmente interesadas en la marca.

Cambiar de mensajes frenéticamente

Desde un inicio es importante tener bien definida la personalidad de la marca y las líneas de contenido sobre las que tratará. Esto ayuda a mantener un mensaje consistente a través del tiempo para que el público logre asociarlo con la marca y esta se diferencie de la competencia.

-Dejar las páginas abandonadas

Las marcas grandes están en casi todas las redes sociales por que tienen el recurso necesario para su mantenimiento y para adaptar el tipo de contenido a lo que el público espera de cada red. Es importante tener en cuenta que entre más plataformas se tengan, más esfuerzo demandan para tenerlas todas actualizadas, y ojo que tener páginas abandonadas puede generar una mala impresión de la marca.

 

Por: Thais Bogarín Gómez

Estratega digital

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/thaisbogarin